El artista finalmente publicó “3.15.20”.

El pasado 15 de marzo asistimos a lo que se creía, había sido el estreno mundial del nuevo álbum de Donald Glover, a.k.a Childish Gambino. Fue vía streaming a través de la página web www.donaldgloverpresents.com, pero horas más tarde el contenido ya no se encontraba disponible.

En días en los que todo es confusión y cuando sin ir más lejos, en nuestro país aún no se había dictado la cuarentena obligatoria, ya el pensamiento era, “dale Donald amigo, liberate ese disco y danos una alegría/compañía ideal para los días hostiles que estamos viviendo”. Pues bien, nuestros deseos se cumplieron y el disco finalmente vio la luz en las plataformas ya habituales.



“3.15.20”, es el nombre del álbum que contiene 12 canciones en total e incluye colaboraciones con artistas como Ariana Grande (Tiempo), Savage 21 (12:28), Ludwig Göransson y hasta con su pequeño hijo Legend en “47:48”, quizás la canción más conmovedora del álbum. En el mismo se encuentra la ya conocida “Feels Like Summer” pero bajo otro nombre y el porque, es bastante simple. Tanto el título del disco como la mayoría de sus canciones, reciben su nombre a partir del momento exacto en el que empiezan a sonar. Por eso es que la canción ya conocida desde el 2019, aquí recibe el nombre de “42:26”.

El disco brinda la sensación de un continuo grabado en una sola toma y es por eso que de hecho, ha sido puesto una vez más en streaming en www.donaldgloverpresents.com, para que millones de personas lo escuchen al mismo tiempo y sean sometidos a esa sensación del unísono y del compartir algo tan maravilloso como este álbum, en días en los que nos encontramos completamente aislados.



Tal cual sucede con Glover en los cortes posteriores al enorme “Awaken My Love”, aquí no se priva de la crítica social pero esta vez no al nivel crudo y visceral de “This Is America”. Ahora va por lo humano, apelando a diversas situaciones y alegando sobre lo primordial en la vida.

En cuanto a lo musical, somos testigos de un mantra que alterna entre canciones con un grado de composición novedoso en la carrera de Glover, pop en estado puro y tracks menos complejos, que nos llevan a lo que ya pudimos ver y escuchar en “Guava Island”, película que protagonizó junto a Rihanna.

Capo Donald, gracias por este regalo.