La pasión de Mark Turmell por los Detroit Pistons lo llevó a tal situación.

Aquellos que hemos jugado al NBA Jam en los 90s lo recordamos como un juego emblemático de aquellos años y que supo resistir con el tiempo a base de movimientos exagerados y por la abundancia de golpes y empujones, bajo una lógica de equipos de dos jugadores.

La novedad respecto al juego y 30 años después, tiene que ver con cierta información que fue develada por uno de sus creadores. Durante una entrevista con Ars Technica, Mark Turmell, líder de diseño y programador de NBA Jam, reveló que el juego en su versión Arcade contaba con un detalle en el código que afectaba a los Chicago Bulls.



Según contó el creativo, si se enfrentaban los Chicago Bulls y los Detroit Pistons, todo tiro que hicieran los del primer equipo segundos antes de que sonara la chicharra estaba destinado a fallar, por lo que no había forma de que el jugador pudiera empatar o quedarse con el triunfo sobre la hora.

En ese sentido, cabe señalar que esta rivalidad se gestó en la época de gloria de los Pistons, bicampeones en las temporadas 88-89 y 89-90 y quienes se habían ganado una reputación como equipo duro. Sin embargo, ya en los 90 los Bulls pudieron superar a los Pistons y llegó la época de gloria de Michael Jordan, misma que coincidió con el desarrollo y lanzamiento del juego. De ahí que Turnell, viendo cómo su equipo no podía ante los Bulls, decidió vengarse con este detalle oculto en el juego.