Este sable de luz de plasma retráctil arde a más de 2000 grados.

A través de los años hemos dado con un sinfín de "sables láser" de la vida real hechos como objetos únicos o de utilería, pero hasta el momento la mayoría de ellos no lejos está de asimilarse al modelo a imitar que por supuesto procede de Star Wars.

Pues bien, un nuevo sable de luz de plasma completamente retráctil está entre nosotros y paree que se acerca bastante al real. El YouTuber the Hacksmith ha sido el encargado de crear este prototipo de sable de luz que no solo consiste en plasma, sino que arde a 2000 grados centigrados de fusión de titanio.



The Hacksmith, también conocido como James Hobson, y su equipo han estado liderando la construcción de su sable de luz IRL durante cuatro años. Y si bien las versiones anteriores han brindado algunos resultados impresionantes, y extremadamente peligrosos, esta versión realmente parece algo que sería útil en una batalla.

Como señala Hobson, los sables de luz que crea su canal tienen como objetivo imitar los protosabers: una forma arcaica de sable de luz con una batería externa. En consecuencia, esta iteración del sable de luz del equipo de Hacksmith se basa en una mochila para transportar su fuente de energía. Este prototipo en particular no solo se quema a cinco veces la temperatura de un horno de pizza comercial, sino que puede adquirir diferentes colores. Hobson muestra que, usando diferentes sales, la hoja puede volverse azul, verde, amarilla, roja e incluso ámbar.